miércoles, 4 de diciembre de 2013

Cocinero, cocinero

La famosa canción de Antonio Molina se convirtió en una de las favoritas de mi hijo (se nota que este verano pasó mucho tiempo con su abuela, jiji)

Así que hubo que hacerle el gorro, para meterse bien en el papel y, de paso, trastear en la cocina con mamá.
La banda está hecha con un paño de cocina de Ikea (creo que ya descatalogado, no recuerdo el nombre) y la caperuza con un fat quarter de batik balinesa (gracias, Irene!). Me ha quedado un colorido digno de Chicote, jaja.




Su hermana también quiso probarlo, aún no sé como no se dio un buen porrazo!




10 comentarios:

  1. jajajaja!! qué maja!! muy chulo, yo lo tengo como posible regalo para estas navidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son super rápidos de hacer y a todos les encanta!

      Eliminar
  2. Ja ja ja! Te ha quedado precioso. Habrá que hacer otro más pequeño!!!

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja! Te ha quedado precioso. Habrá que hacer otro más pequeño!!!

    ResponderEliminar
  4. Que chulo!!! Me parto con la peque jajajajaja. Y ya me imagino al peque cantando la canción jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A diario desde hace meses, y a gritos la mitad de las veces... Un poco hasta el gorro estoy...

      Eliminar
  5. Jajajaja, la peque está total!!! El gorro es precioso. Me encantan los colores!!! :D

    ResponderEliminar
  6. Yo ya lo había visto pero la foto de la peque es total jajajaja

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tus puntaditas